Esta operación nos permitirá tener a mano y con tan solamente hacer un par de clics, aquellas carpetas con las que trabajamos frecuentemente, ahorrando de esta manera nuestro valioso tiempo al tener que buscar en el explorador, la localización de dichas carpetas.
Para ello, solamente debemos arrastrar y soltar la carpeta que desiemos sobre el orbe de nuestro Windows 7, consiguiendo así, tener como primer elemento del menú inicio, la carpeta que vamos a utilizar normalmente.